Saltar navegación e ir al contenido principal

Detalle

Innovación y cooperación en el sector agrario, objetivos del Gobierno de La Rioja para el periodo 2014-2020

10/05/2015

Según los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en 2050 habrá que aumentar la producción de alimentos en un 60% para poder atender las necesidades de una población de más de 9.000 millones de personas. Esta realidad obliga a la Unión Europea a plantear un nuevo modelo de desarrollo agrícola para el periodo 2014-2020 con la innovación y la cooperación como una de las prioridades. 

Y es también uno de los retos para el sector riojano. Producir más en la misma superficie, manejo integrado de plagas, integración de cultivos y conservación de recursos naturales, mitigación del cambio climático, ahorro de agua y energía, agricultura de precisión…… el horizonte para innovar es tan amplio como nos propongamos.

El futuro del sector agroalimentario se cimenta en la innovación basada en la investigación y en la cooperación entre productores e investigadores. Y las claves del éxito son la colaboración, el compromiso y la confianza.

Conscientes de ello, el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, ha incluido una medida de cooperación e innovación en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 que cuenta con una dotación de 6 millones de euros (cofinanciada al 50% a través de los fondos europeos FEADER). Se contemplan ayudas enfocadas a nuestros sectores primarios más destacados: vino, aceite, hortofrutícola, cultivos subterráneos, champiñón, etc.

En estas ayudas tendrán cabida las siguientes actuaciones:

  • Creación y funcionamiento de Grupos Operativos: constituidos por al menos dos actores del sector agroalimentario (agricultores, ganaderos, investigadores, asesores, empresas agroalimentarias, cooperativas agrarias, empresas tecnológicas, ONG, consumidores, centros tecnológicos, etc.) que planteen la resolución de un problema o busquen aprovechar una oportunidad.
  • Desarrollo de proyectos innovadores por parte de los Grupos Operativos: estos proyectos piloto son herramientas importantes para probar la aplicabilidad comercial de nuevos productos, prácticas, procesos y tecnologías en contextos diferentes y adaptarlas según proceda.
  • Desarrollo de acciones conjuntas realizadas con vistas a la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo: estas acciones se orientan a cuestiones relativas a la gestión eficiente del agua y de la energía, el uso y suministro sostenible de biomasa destinada a la producción de energía, el empleo de técnicas y tecnologías para la valorización de subproductos, el uso sostenible y moderado de fitosanitarios, la conservación y la mejora de la calidad del suelo así como la prevención de la erosión, el desarrollo de instrumentos y estrategias para la adaptación al cambio climático y la adopción de prácticas de cultivo enfocadas a una agricultura respetuosa con el medio ambiente.

Las ayudas son el presente y la innovación es el futuro y el sector agroalimentario es consciente de ello, como todos somos conscientes de la importancia de su trabajo. Todos nosotros podríamos sobrevivir sin teléfonos inteligentes pero ninguno sobrevive sin el resultado del trabajo de agricultores y ganaderos, a los que necesitamos, en general, tres veces al día. 

Compartir