Saltar navegación e ir al contenido principal

Detalle

TSMGO: pensar en global. Simple Sentido Común

23/02/2015

Un hombre se levanta temprano para ir a pescar, cada vez que pesca un pez, lo mide con una regla y, si es más grande que la regla, lo reintegra al agua. Para el final del día ha devuelto varios, y un compañero pescador le pregunta por qué lo hace. Él le explica: “La sartén que uso para cocinar pescado tiene sólo doce centímetros de diámetro. No me sirven los peces más grandes”.

A menudo nos sorprende lo pequeño que pensamos. El universo está constantemente presentándonos un banquete de oportunidades y opciones duraderas, y nos inclinamos a conformarnos con migajas.

En un mundo pleno de oportunidades y de vías por explorar, lleno de riesgos, disponer de una metodología innovadora que nos ayude a superar los obstáculos con la menor inversión es el Santo Grial que todas las empresas buscamos.

Durante muchos años, el marketing ha sido entendido como una “ciencia oscura” que tenía mucho más que ver con el arte, que con la metodología y el proceso, quizá porque sus métricas difusas y en algunos momentos imprecisas, no reflejaban numéricamente la conversión del “brand awareness”, “posicionamiento”, “reputación”…términos casi esotéricos que asustaban y generaban más ambigüedad al neófito y que servían para distanciar el marketing de la realidad.

Afortunadamente las cosas han cambiado ahora disponemos de metodología innovadora accesible que hace que, encontrar un modelo de negocio y validarlo gracias al feed-back de los potenciales clientes, sea una tarea que elimine incertidumbre al proceso.

En TSMGO -The show must go on- hemos incorporado a los desarrollos que abordamos de nuestros clientes herramientas que nos permiten minimizar el fracaso en el lanzamiento de nuevos proyectos: Lean StartUp/Marketing (en definitiva un nuevo lanzamiento es un emprendimiento), Business Canvas Model, Customer Development, léxico que esconde muchas dosis de sentido común y criterio porque creemos en dos mantras: de nada sirve fabricar productos que nadie quiere comprar y la obligación de ponernos cuanto antes delante del cliente para lidiar con la realidad.

Independientemente del mercado, del sector y del tamaño de la organización, tenemos ejemplos recientes de pequeñas empresas riojanas en las que hemos aplicado estas técnicas para reformular sus modelos de negocio y conseguir ofrecer una ventaja competitiva sostenible y diferencial con respecto a la competencia (Lácteos Isasa, Fardelejos La Queleña…) que han virado su estrategia para adaptarse a los gustos del consumidor actual y elaborar aquellos productos que demandan en los formatos que necesitan y con el discurso que les impacta.

O el lanzamiento de una nueva de marca de vino pensada para el mercado internacional (Ninety_ Wines) que, en poco más de un año de vida, ha culminado operaciones en Brasil, USA y ha sido referenciado en Monocle como vino para descubrir, no tanto por los matices sino porque se trabajó, desde el momento inicial, en adaptar el producto a los mercados destino con argumentos que fueran relevantes para su target.

¿Es esto cuestión de magia?...simplemente es definición estratégica de lo que queremos, lectura de las necesidades de los clientes, análisis de tendencias y creación de la versión mínima de producto que nos permita testar cuanto antes y adquirir aprendizaje validado, en TSMGO nos gusta llamarlo SSC: Simple Sentido Común y nos encanta difundirlo y compartirlo.

 

Compartir